El IBV desarrolla una metodología para mejorar el diseño de vehículos eléctricos y autónomos

04 Diciembre 2017

Esta iniciativa supone un avance significativo en el diseño del futuro vehículo eléctrico y autónomo cumpliendo las expectativas del usuario.

Esta iniciativa supone un avance significativo en el diseño del futuro vehículo eléctrico y autónomo cumpliendo las expectativas del usuario.

El Instituto de Biomecánica (IBV) ha diseñado una metodología para evaluar y comparar diferentes paneles de instrumentos desde un punto de vista cognitivo, de usabilidad y estético en el marco del proyecto diveo financiado por IVACE y FEDER.

Este proyecto ha tenido como objetivo aportar nuevas soluciones desde la ergonomía cognitiva que supongan un avance significativo en el diseño del futuro vehículo eléctrico y autónomo cumpliendo las expectativas y garantizando su aceptación por parte del usuario final.

Como explica el director de Innovación en Automoción y Medios de Transporte del IBV, José Solaz, “concretamente hemos desarrollado soluciones para mejorar los criterios de diseño de vehículos eléctricos y autónomos mejorando el impacto en la carga cognitiva del conductor al satisfacer sus preferencias de diseño de paneles de instrumentos”.

Los conductores de vehículos eléctricos necesitan un tipo de información distinta a la requerida utilizando vehículos convencionales de motor de combustión interna. La mayor diferencia radica en la priorización de la información relacionada con el consumo de energía.

En los vehículos eléctricos resulta crítica la información sobre la cantidad de energía almacenada, así como el kilometraje esperado con la carga actual. Además, el indicador sobre el modo de conducción ecológico (eco-driving), que permite un uso eficiente de la energía, se convierte en un requisito fundamental para el uso cotidiano de este tipo de vehículos. A esto, hay que sumar otros cambios que afectan a los paneles de instrumentos como la información mostrada sobre el frenado regenerativo y su eficiencia de uso.

Sin embargo, constata Solaz, “hasta la fecha el panel de instrumentos (IP) no ha formado parte del centro del diseño en los vehículos eléctricos a pesar de su importancia, pudiendo ocasionar confusión y desconocimiento entre los conductores”.

Para cubrir esta necesidad, desde el IBV “hemos planteado el diseño de esta nueva metodología que evalúa y compara diferentes paneles de instrumentos”.

El procedimiento se basa en mostrar imágenes de los paneles a evaluar en una pantalla, solicitando a los usuarios que encuentren e indiquen información específica dentro de cada uno (como la velocidad actual, el porcentaje de batería disponible o la autonomía). Durante la prueba se registra el tiempo de respuesta del usuario, así como la tasa de aciertos y errores de sus respuestas.

Por otra parte, “registramos las medidas fisiológicas con equipos no invasivos. Para ello utilizamos un sistema de seguimiento ocular, para estimar la carga de trabajo mental del usuario, y medimos la variabilidad del ritmo cardiaco, con el objetivo de discriminar entre niveles de estrés mental inducidos durante el ensayo. El procedimiento se completa con un cuestionario detallado para recabar la opinión del usuario”.

Metodología validada con usuarios

El IBV ha validado con éxito este sistema con casi cien conductores, evaluado un total de siete paneles de instrumentos de vehículos comerciales (seis de ellos de vehículos eléctricos y uno correspondiente a un vehículo convencional).

Los resultados, explica Solaz, “han demostrado que la metodología de evaluación propuesta permite obtener resultados eficientes sobre el nivel de complejidad de los Paneles percibida de los usuarios. La metodología proporciona, también, una caracterización de la usabilidad basada en parámetros como el tiempo de respuesta y la tasa de aciertos y errores”.

Por otra parte, con el procedimiento diseñado, se consigue extraer la estrategia visual que los usuarios utilizan para la búsqueda de información en el Panel, claramente condicionada por las características de su diseño. “Por este motivo, los resultados obtenidos de la estrategia visual servirán de referencia para concretar los ajustes necesarios de esta metodología de evaluación más adelante”.

José Solaz también destaca que “la metodología resulta sencilla de configurar y no requiere un simulador de conducción o escenarios complejos, posibilitando su uso desde las primeras etapas del diseño de las interfaces”.

Los resultados de la presente anualidad del proyecto, que se suman a los ya obtenidos por diveo el año pasado (entonces en colaboración con los institutos tecnológicos AIMPLAS e ITI), suponen un avance significativo para el diseño del futuro vehículo eléctrico.

Además, su futura aplicación contribuirá gracias a las nuevas soluciones, herramientas, metodologías y criterios de diseño a permitir un posicionamiento aventajado de las empresas del sector automoción en el campo del vehículo eléctrico.

Proyecto financiado por el IVACE en el marco del programa de ayudas dirigidas a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas para el ejercicio 2017, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en un porcentaje del 50% a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020

Ref. IMDEEA/2017/69

 

IVACE FEDER logos

  • Universitat Politècnica de València · Camino de Vera s/n · 46022 · Valencia · España
  • +34 96 111 11 70 / +34 610 567 200
  • +34 96 387 91 69
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Noticias IBV

Top

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra poítica de cookies.